0%
INSPIRATION & LOOKBOOK
PARANORMAL
"There Is an Unseen World Behind Our World"
La extrañeza de lo inexplicable. Paranormal son esos momentos que resultan familiares y extraños al mismo tiempo.

Esta colección nace de la intención de crear narrativas ocultas, inquietantes, surrealistas y profundamente desconcertantes. También de la voluntad de pensar una realidad donde la obligada desconexión con el entorno y el tiempo tiene como reverso la profunda necesidad de vincularse con el otro y de conexión humana.

La historia de esta colección deriva de la ansiedad que genera enfrentarte a situaciones que irrumpen en nuestras vidas sin avisar, situaciones que te obligan a salir adelante improvisando nuevas formas de vivir o de hechos inesperados que al tiempo hablan de la vida y sus fórmulas de supervivencia. Absolutamente todxs sabemos de esta experiencia sufrida de diferentes maneras a lo largo del último año y medio.

Mi idea partía de trabajar sobre la identidad de un grupo de mujeres y hombres que parecieran embrujadxs, y que han vivido o lo están haciendo en ese mismo instante, una vida o momento complejo. Todo esto crea imágenes con un núcleo de corazón que se balancea entre la nostalgia y la fortaleza en la decisión de seguir conectando con el mundo y tirar hacia adelante.

Esta paradoja, que es la de nuestro presente pero también la propia del ser humano, recorre todos los looks y a los personajes que los visten. Late igualmente en el impresionante trabajo de Eugenio Recuenco, con 12 fotografías que funcionan como documentación visual de la búsqueda de sentido de los personajes.

La idea de Paranormal parte de un trabajo especulativo sobre la identidad de un grupo de mujeres afectadas por una especie de embrujo, un encantamiento extraño consecuencia de un episodio inesperado. De ahí un conjunto de historias, con varias versiones posibles, en las que el enfrentamiento con lo imprevisto obliga a improvisar nuevas formas de vivir y a diseñar fórmulas alternativas de supervivencia.

De este pulso íntimo con lo desconocido nacen personajes y relatos emocionales ambivalentes: bailes entre la fortaleza y la vulnerabilidad, oscilaciones entre lo alienante y lo maravilloso, balanceos entre la nostalgia de lo que ha sido y la esperanza feroz de lo que está por venir.

Este vaivén emocional se destila en el aura de las imágenes de Eugenio Recuenco y en la relación casi psicológica que se establece entre la subjetividad que inspiran las mujeres y la de los propios espacios escénicos, que se han recreado uno a uno físicamente como si de un rodaje de cine se tratase. Cada uno de los doce escenarios se han construido exclusivamente para esta colección, y estos se sitúan en lo que podrían ser doce habitaciones de un motel de carretera americano situado en alguna década entre los años 50 y nuestro momento actual.

Y es aquí donde se conecta con la mayor fuente de inspiración para contar estéticamente la historia de esta colección, “Encuentros en la Tercera Fase” de Steven Spielberg, la película que imprimió a fuego el re-mi-re-re-sol, una melodía de añoranza y esperanza que a día de hoy aún recordamos. Personajes que intentan encontrar respuestas al misterio que ha alterado sus vidas y como de forma inexplicable la silueta del Monumento Nacional de la Torre del Diablo, en Wyoming USA, se convierte en protagonista indiscutible.

Estas mujeres son intuitivas, poderosas y al tiempo hay en ellas una sensación real de fragilidad física por esa idea de estar viviendo un momento transitorio y en un lugar de paso. Las 12 fotografías recrean los instantes intermedios, de una historia, pero es el espectador quien debe construir el hilo narrativo de esa historia. Se trata de interludios justo antes o después de sucesos no especificados pero siempre transcendentales.

Las fotografías reflejan espacios que sirven como lugares de paso a los que no se sabe cómo ni porqué se ha llegado y en los que reina una atmósfera de irrealidad atemporal. Un tiempo “paranormal”, un estado de limbo. Una colección de instantes intermedios de una historia que no conocemos, pero llena de pistas que sí vemos, como la manera de vestir de lxs protagonistas. Algo que se aprecia de forma manifiesta también en las fotos de lookbook, ubicadas en la imaginaria azotea del motel de carretera y realizadas por el artista Kiko Alcázar.

Prendas demi-couture fruto de un exhaustivo proceso artesanal, que por un lado son ricas en detalles y por otro contrastan con el deseo de no acumular, de no cargar la prenda de artificio sino todo lo contrario, huir del barroquismo fastuoso. El ejercicio ha sido desarrollar el drama y contenerlo al mismo tiempo en cada una de las prendas, celebrando la riqueza de los materiales, el proceso mágico del trabajo realizado a mano y el gusto por los detalles que aporten ideas de construcción mas que de ornamentación.

El MUAH tiene una gran relevancia en estas historias paranormales. Tanto el maquillaje como la peluquería son una inspiración directa, pero también un homenaje privado a una cultura que me ha sacado de la tristeza y melancolía en múltiples ocasiones: la Cultura Drag. Tanto el trabajo de Lewis Amarante, Alba Córdoba y Eva Gamero en makeup como el de Eddy Piñero (Krystal) en pelucas y posticería, inyectan elementos determinantes en la definición de los personajes y las historias que tenemos delante: personajes con historias fuera de lo convencional, llenas de matices dramáticos y extravagantes, enigmáticas pero altamente pulidas y sofisticadas.

Por último también hay algo muy importante en “Paranormal”, se trata del proceso de crear, de la puesta en escena, de jugar a inventar y de ese placer de recrearse en construir personajes y un mundo aparte: hay algo muy relacionado con la infancia, la ensoñación, el soñar despierto y la fantasía. Estado a través el cual puede que se origine la búsqueda de sentido en uno mismo.

Gracias a NYX Cosmetics por apoyarnos desde el principio y creer en esta historia paranormal cuando otros no lo hicieron.

Fotografías: Eugenio Recuenco
Dirección de Arte: Eric Dover
Estilista: Yolanda Leal
Asistentes de fotografía: Camilo Germain & Luis Kav
Asistentes de arte: Marisa Wanda, Donna Salama, Juan Martín
Asistentes de estilismo: Andrés Zuluaga
Postproducción Digital: Paz Otero
Producción: weHELPstudio
Maquillaje y Peluquería: Lewis Amarante, Alba Córdoba, Eva Gamero, Eddy Piñero
Modelos: Jazmine (Renato Moreira), Carmen Almanza (Tribe Models), Alicja Kosiba (Tribe Models), Feifei Zhang (Tribe Models)


Fotografías de look book: Kiko Alcázar
Asistente de fotografía: Manuel Casero
Maquillaje y Peluquería: Alba Córdoba para NYX Cosmetics
Modelos: Alicja Kosiba & Yefrin Vallejo (Tribe Models).



Official Partner



Back To Top